.

La afasia es un impedimento en la comprensión, formulación o uso del lenguaje oral o escrito, nos explica el psicólogo Antonio Damasio, de la Universidad de California del Sur. Casi 100,000 personas sufren de afasia en Ontario, Canada. [1]

La afasia se adquiere por daño cerebral en áreas relacionadas con el funcionamiento del lenguaje. Puede ser causada por derrames cerebrales, traumas, tumores, y demencias degenerativas como el alzheimer. Un estudio encontró que el bilingüismo puede reducir la severidad de la afasia después de un derrame cerebral [2] .
De acuerdo a ese estudio los pacientes afásicos bilingües exhiben síntomas específicos, como:

– La mezcla patológica -el uso de ambos idiomas dentro de una sola oración.
– El cambio patológico -la alternancia entre idiomas en diferentes expresiones.
– Los déficits en la traducción -incapacidad para traducir de un idioma a otro.

Estas conductas se consideran patológicas, al contrario que la alternancia de códigos en hablantes saludables, porque ocurren involuntariamente y sin control.

Algunos doctores han sugerido que estas patologías se originan en la alteración del funcionamiento que permite a un hablante multilingüe controlar los idiomas en uso [3] .
Otro equipo de investigación liderado por Mira Goral propuso que las intrusiones dependen del grado de similitud del lenguaje, la cantidad de vocabulario compartido, los patrones de uso, la edad y el modo de aprendizaje del lenguaje, entre otros factores.

Es importante recordar que cada paciente es afectado de modo distinto y que hay diferentes patrones de recuperación. Uno de ellos es la recuperación paralela, donde ambos idiomas van mejorando a la vez. Otro es la recuperación diferencial, donde un idioma se recupera más que el otro. También puede ser que uno de los idiomas no se recupere en absoluto. Un artículo afirma que, en la mayoría de los pacientes bilingües, ambos idiomas están deteriorados y se recuperan en paralelo [4] .

El bilingüismo o multilingüismo es definitivamente un factor importante en las decisiones de tratamiento y evaluación de pacientes afásicos. La prueba de afasia estándar llamada Aachen Aphasia Test (AAT) no se puede utilizar porque no funciona bien con los bilingües.
Se usa una prueba llamada Bilingual Aphasia Test (BAT) que se ha traducido a muchos idiomas diferentes para amplia aplicación. Esta prueba es más objetiva y exhaustiva para evaluar los diferentes idiomas, y toma en consideración factores claves como el nivel del idioma, la frecuencia y el patrón de uso en cada lengua, antes y después de la lesión cerebral. La prueba incluye la repetición de palabras y oraciones, nombrar objetos, el habla espontánea y la lectura.

Una controversia surge en torno a la pregunta de si, dentro del contexto de rehabilitación, es mejor usar ambas lenguas o concentrarse en un solo idioma.

La evidencia no es concluyente.. De acuerdo a las profesoras Keane y Kiran, es mejor recibir terapia en ambas lenguas [5] . Su paciente, una trilingüe de 59 años que habla amárico, inglés y francés que sufrió de afasia a partir de un derrame cerebral, incluyendo déficits del control cognitivo y de la capacidad de nombrar. Le dieron tratamiento en francés primero y luego en inglés, por diez semanas cada idioma.
Esta paciente mostró mejoras en las áreas de rehabilitación, pero no demostró procesos de generalización, ni dentro de un idioma ni entre los idiomas. Observaron además un aumento en las intromisiones entre las lenguas, y concluyeron que la rehabilitación en ambas lenguas podía tener ciertas desventajas. Por otra parte, los doctores Ansaldo y Saidi, encontraron que trabajar con dobletes o cognados, ayuda a transferir los efectos de la terapia de una lengua a otra [6] . Cuando se practica la palabra “table” en inglés, también ayuda en la recuperación de la palabra “table” en francés porque tienen significado y pronunciación similar.

Un estudio de Gil y Goral publicado en la revista International Journal of Bilingualism, presentó el caso de un paciente de 57 años bilingüe ruso-hebreo que recibió rehabilitación en ambas lenguas durante tres meses y medio [7] . Cuando el paciente recibía tratamiento en ruso, el otro idioma, el hebreo, también mejoró significativamente. Las mejorías en las actividades de nombramiento, escritura, comprensión y repetición fueron marcadas, a pesar de las grandes diferencias entre los dos idiomas.

Otro caso interesante es el de un paciente multilingüe estudiado por Filiputti y colegas [8] . El paciente hablaba cuatro lenguas: el esloveno, el italiano, el friulano y el inglés. A pesar de solo recibir tratamiento en italiano, presentó una recuperación no paralela de los diferentes idiomas.

Los pacientes bilingües que sufren de afasia son especiales y deben tratarse de manera diferente. Hay mucha evidencia que nos dice que hay que usar diferentes técnicas de rehabilitación. Sin embargo, como la mayoría de los estudios sobre la afasia bilingüe son estudios de caso, queda claro que hacen falta estudios de patrones de recuperación en grupos más grandes y diversos.
Esto es algo en que todos los investigadores sí están de acuerdo.


[*] Atefeh Mohammadi, estudiante de licenciatura en biología humana, español e historia.
Asesora académica: Prof. Ana T. Pérez-Leroux. Este ensayo fue realizado para el curso SPA324: Spanish Bilingualism.


Atefeh se graduó en la Universidad de Toronto en 2019. Sus estudios se centraron en la biología humana, pero también estudió español. Para ella: «estudiar un idioma es muy diferente; me gusta conectar con otras personas y su cultura a través del lenguaje. En este ensayo, disfruté mezclando ciencia e idioma y explorando la afasia, una condición médica, en un contexto lingüístico.»


 

Estudios de referencia: [1][1]


[1]. Dickey L, Kagan A, Lindsay MP, Fang J, Rowland A, Black S. Incidence and Profile of Inpatient Stroke-Induced Aphasia in Ontario, Canada. Archives of Physical
Medicine and Rehabilitation. 2010;91(2):196–202. doi:10.1016/j.apmr.2009.09.020
[2]. Paplikar A, Mekala S, Bak TH, Dharamkar S, Alladi S, Kaul S. Bilingualism and the severity of poststroke aphasia. Aphasiology. 2019;33(1):58–72.
doi:10.1080/02687038.2017.1423272
[3]. Green DW, Abutalebi J. Understanding the link between bilingual aphasia and language control. Journal of Neurolinguistics. 2008;21:558–576.
[4]. Pearce JMS. A Note on Aphasia in Bilingual Patients: Pitres’ and Ribot’s Laws. European Neurology. 2005;54(3):127–131. doi:10.1159/000089083
[5]. Keane C, Kiran S. The nature of facilitation and interference in the multilingual
language system: insights from treatment in a case of trilingual aphasia. Cognitive Neuropsychology. 2015;32(3–4):169–194. doi:10.1080/02643294.2015.1061982
[6]. Ansaldo AI, Saidi LG. Aphasia Therapy in the Age of Globalization: Cross-Linguistic Therapy Effects in Bilingual Aphasia. Behavioural Neurology. 2014
[accessed 2019 Jun 10]. https://www.hindawi.com/journals/bn/2014/603085/. doi:10.1155/2014/603085
[7]. Gil M, Goral M. Nonparallel recovery in bilingual aphasia: Effects of language choice, language proficiency, and treatment. International Journal of Bilingualism. 2004;8(2):191–219. doi:10.1177/13670069040080020501
[8]. Filiputti D, Tavano A, Vorano L, De Luca G, Fabbro F. Nonparellel recovery of languages in a quadrilingual aphasic patient. International Journal of Bilingualism. 2002;6(4):395–410. doi:10.1177/13670069020060040201

.

2 thoughts on “La afasia en bilingües, ¿un caso especial?

  1. Holaa me gustaría saber si puedo descargar el test de alguna página.
    Soy logopeda y tengo un caso donde necesito evaluar las segundas lenguas por posible afasia bilingue
    Gracias.

    1. Hola Cristina, muchas gracias por escribirnos y ante todo mis disculpas porque se nos había pasado por alto tua consulta.
      Cuéntame desde hace un año y medio funciona dentro del portal Diálogos: https://dialogos.online/
      Por esa razón la página está como congelada en el tiempo.

      Con respecto a tu pregunta: creo que podrías intentar preguntando en el Departamento de Español y Portugués de la Universidad de Toronto, donde trabaja la Prof. Pérez Leroux.
      Ella conducía el curso al que hacía referencia el autor de la nota. Nosotros no tenemos ningún contacto con él.

      Perdón nuevamente y ojalá puedas visitarnos en Diálogos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *