Muchas veces se nos escapa lo esencial y no está mal dar cuenta de ello.
.
La inclusión del video de María Teresa Andruetto cerrando el VIII Congreso Internacional de la Lengua en nuestro Patio respondió a razones obvias. Se trata de una reflexión sobre nuestro idioma interesante y pertinente, realizada por alguien que sabe de lo que habla.
.
Pero en el texto introductorio la presentamos como «la autora de Lengua Madre», como si eso fuera algo cuya importancia estuviera clara para todos. O como si no se tratara de una circunstancia que tiene, para un proyecto como Cuéntame.2 y para quienes lo llevamos adelante, una significación más que especial.
.
Lengua Madre es una novela de 2010. En ella, algunos de los temas centrales son: la escucha a través de la lectura, lo no dicho como elemento que permite intepretar lo que las palabras apenas insinúan, las diferentes voces de diferentes generaciones de mujeres viviendo bajo circunstancias diferentes.
.
Una mujer argentina de unos treinta años, Julieta, que se encuentra en Alemania realizando un doctorado en Lenguas Romances, regresa a su país a encontrarse con una serie de cartas que su madre, que acaba de morir, le ha pedido que lea.
Son cartas que Julia (madre de Julieta) ha recibido durante e inmediatamente después de concluida la dictadura que la obligó a aislarse y esconderse.
.
Algunas de esas cartas son del padre de Julia. Varias son de amigos que retoman contacto con ella una vez reinstalada la democracia y otra (una despedida pusilánime) había sido escrita, al comenzar la serie, por el padre de quien sería su hija. Sin embargo, la mayoría de las cartas a las que se verá enfrentada Julieta en ese viaje iniciático hacia su propio pasado fueron enviadas por su abuela, que a su vez ha sido quien se encargó de ella en su niñez, durante mucho tiempo.
.
Son escrituras coloquiales y contingentes, cargadas de cotideaneidad y sin pretensión de trascendencia, en las que se cruzan dos ejes determinantes: lo histórico como transfondo social ineludible, lo genealógico/femenino como narración personalísima.
.
En esas cartas, por supuesto, no están las que Julia envió. Sólo conocemos lo que ella haya podido expresar a través de las respuestas que recibe. Así, las palabras de la abuela, los silencios obligados de la madre y la voz de Julieta cuando las escucha, las redescubre y nos lo cuenta, son algo así como la representación, ante nosotros, del proceso de cicatrización (que no de clausura) de lo vivido a lo largo de tres generaciones.
.
En una de esas generaciones nos encontramos con la mujer que cumple con los roles que le han sido socialmente asignados: la preservación de lo familiar, los cuidados, la dignificación de lo común y corriente a pesar del peligro. Es la que usa con frecuencia la expresión «sería hermoso que…» y mantiene, por amor y porque es lo que debe hacer, el hilo de la espera.
.
La siguiente generación está representada por la que una vez quiso hablar en nombre de todos pero ha debido asumir un abandono casi total de la palabra en la quietud de un sótano en la Patagonia. Tenemos fragmentos de lo que dice, lo que piensa, lo que resigna o lo que quiere en los ecos que descubrimos en párrafos sueltos de lo que le responden otros.
.
La última es la que está en condiciones de hablar porque está en poder de las herramientas necesarias y porque puede utilizarlas, pero descubre que la escucha de lo que no se le ha dicho antes es una condición ineludible para seguir adelante. Porque sólo decimos a partir de las palabras que nos fueron entregadas.
.
Entre las tres se produce esa cicatrización que nos permite ensayar algo que la propia autora ha propuesto alguna vez: «mirar hasta el límite de lo posible; mirar hasta comprender».
.
Por esa vinculación de Lengua Madre con algunos de los temas centrales de Cuéntame.2 (el diálogo intergeneracional e intercultural, el rol de la lengua materna como eje identitario, y las perspectivas de género) intentaremos utilizar Lengua Madre como material para, al menos, una de nuestras actividades. Y en realidad, lo estamos haciendo ya.
.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Nombre *